Vasijas Funerarias

Vasijas Funerarias
Vasijas funeraraias de los indigenas del lago de Tacarigua o Valencia

sábado, 29 de marzo de 2014

PEDRO AREVALO APONTE. Un pardo Turmereño en los acontecimientos del 19 de abril 1810


Escrita por: Nelly Guilarte Ugas
La vida de los héroes presentada como hazañas individuales  es una tendencia de larga data en la historiografía Venezolana, utilizada fundamentalmente para exaltar el fervor patrio; sin embargo se hace necesario  entender que  las fechas  que marcan hito en  la historia son puntos de quiebre, de ebullición, y son el resultado  de procesos sociales que se  han gestado en tiempos de larga duración; donde los seres humanos  actúan producto de las circunstancias que se suceden en un espacio y tiempo determinado.

Respecto a la participación  de amplios sectores en el proceso de las luchas por la independencia venezolana del yugo español muy poco se ha trabajado, en Venezuela predominó durante el siglo XIX y XX  la historia épica de la epopeya  libertadora y la participación  de grandes héroes Bolívar, Sucre, Miranda, Urdaneta, José Félix Ribas los lideres dirigentes de la elites mantuana y lideres  prominentes de la gesta emancipadora; pero  los otros actores  se presentan en el discurso histórico de manera difusa como un conglomerado general  donde se invisibiliza la participación de los sectores considerados clases bajas grupos sociales inferiores (esclavos, pardos indios).

Sin embargo es justo señalar que en los últimos años  un esfuerzo institucional desde el ministerio del Poder Popular para la cultura a través   del Archivo General de la Nación y el Centro Nacional de Historia  se han publicado algunos materiales que  reivindican la participación de estos sectores en el proceso independentista.


En base a la ideas expuestas anteriormente presentaremos un breve escrito  sobre el Prócer Turmereño Pedro Arévalo Aponte y su participación en los acontecimientos sucedidos en la Provincia de Venezuela  el 19 de Abril de 1810; un acercamiento  a estos hechos de trascendencia histórica para comprender  la participación de actores pertenecientes a capas o sectores considerados bajas o subalternas en el proceso emancipatorio, desde una mirada particular la de un Pardo Capitán de milicias.

En 1808, cuando la crisis política en España se acrecentó con la invasión de Napoleón, ya en Caracas se evidencia una  fuerte contradicción ente los miembros de  la aristocracia mantuana algunos se organizan para conformar La Junta defensora de los derechos de Fernando Séptimo y otro grupo que aspira la independencia política de la metrópoli; por otra parte las aspiraciones de los pardos a la igualdad de derechos políticos, económicos y sociales eran condiciones objetivas que se presentaban en la sociedad colonial; el Capitán pardo  Pedro Arévalo Aponte con cierta influencia en  las milicias de granaderos de pardos de Aragua debió ser partícipe de la situación política que se presentaba en Caracas donde éste  se encontraba  destacado para entonces.

Desde el 1° de abril de 1810 se organizaban acciones para dar al traste con el orden establecidos, en las que participó activamente Pedro Arévalo quien estaba destacado con su batallón en la casa de la Misericordia;  según se recoge  del testimonio dado por Martín Barios quien manifestó:  que se había enterado por boca del mismo Arévalo, que la noche del primero de abril se hallaba este esperando a que se le unieran los compañeros de la conjuración para dar el golpe en la misma  noche; pero que al faltar uno de los principales el plan se había suspendido[1]

En el caso concreto de Pedro Arévalo Aponte es necesario reconocer el trabajo del Doctor  Lucas Guillermo Castillo Lara publicado por la Academia Nacional de Historia   titulado “Los Olvidados Próceres de Aragua”[2] en la cual el mencionado autor nos aporta importantes datos sobre la vida de Pedro Arévalo Aponte; el autor al referirse a este personaje Turmereño  señala  que en el juicio de infidencia  que se le sigue  al teniente José María  Barrios[3] este  testimonia que Arévalo estaba  involucrado en la conjura   que pretendió dar un golpe de estado  contra las autoridades españolas más adelante agrega Casillo Lara al describir la participación  de Arévalo  en los acontecimientos del 19 de abril  lo siguiente:

“En su condición de militar participa activamente en los diversos acontecimientos que se van sucediendo a lo largo del día: Al frente de su cuerpo se forma en la Plaza Mayor , atento a las órdenes que se impartían. Cumple la comisión  de prender y conducir al Ayuntamiento al Intendente del Ejercito  y Real Hacienda, Vicente Basadre; al Subinspector de Artillería y Brigadier Agustín García  Carraguedo y al Auditor de Guerra y Teniente de Gobernador  Vicente de Anca. Desde sus respectivas casa los lleva preso al Cabildo , entre dos granaderos , sable en mano…”[4]

En el Juicio de infidencia que en 1812 se le siguió a Diego Jalon, José Martín Barrios, y Benito Ochoa encontramos testimonios que evidencian la participación  de Pedro Arévalo Aponte en los acontecimientos del  19 de abril de 1810; entre los cuales podemos señalar; que le toco la gran responsabilidad de comandar el traslado del General Vicente Emparan en calidad de preso hasta el Puerto de la Guiara donde fue embarcado en un bergantín con destino a Puerto Rico. Así se evidencia en los asientos hechos  por el Conjuez comisionado  de la Real Audiencia   sobre el testimonio dado por José Martin Barrios  en el castillo de San Felipe Puerto Cabello el nueve de diciembre de de 1812 donde compareció como inculpado  de los sucesos del 19 de abril de 1810 y donde expreso:

“…que no tenía el mas minimo  antecedente del suceso  no podía comprender a que se sucedía aquella farsa y no pudo saber bien lo ocurrido  hasta el veinteyuno savado Santo  por la mañana  que en la mitad del camino  de caracas a la Guayra veido el confesante con una partida  a las ordenes del Capitan Pedro Arevalo Aponte se le dijo que el señor Capitan  General hiba por delante en calidad de preso  con soldados y cavallerias”[5]

          Entre otros aspectos  de la participación de este Turmereño en los hechos del 19 de abril encontramos el señalado  por Lucas Guillermo, fue el responsable de custodiar durante la noche para amanecer el 20 de abril las casas de los principales funcionarios españoles depuestos y  en la nueva organización militar y se le nombra comandante del Batallón de Aragua.

   Es oportuno reseñar que Pedro Arévalo Aponte nació en el Pueblo de Turmero en 1766, perteneció a la clase de los pardos, en 1782 inicia su carrera militar como soldado de la compañía de granaderos en  el  Batallón de Milicias Disciplinadas de Pardos de los Valles de Aragua. Para 1810 era Capitán de Milicias y estaba destacado en Caracas cuando se involucra en las acciones revolucionarias que condujeron al 19 de Abril de 1810. Participa activamente durante la Primera República a favor de los patriotas en las distintas acciones militares que se desarrollan.

Entre 1813 y 1816 es un activo militar patriota de las fuerzas proindependentistas, participó activamente bajo el mando del General Urdaneta para defender los intereses republicanos en Santa Fe de Bogotá, participa en  la  conflagración armada en febrero de 1816 en el vía de Ocaña;  tras la derrota recibida a manos  de los realistas comandado por Morillo  en el Paramo de Cachiri es apresado  junto con otros trescientos combatientes,  fue fusilado el  18 de marzo de 1816, en Girón en la cercanía de Bucaramanga actual territorio colombiano.






[1] AGN Sec. Causas de infidencias Tomo VI Exp. 5 folio 155vto
[2] CASTILLO LARA , Lucas Guillermo; Los olvidados Próceres de Aragua Fuentes para la Historia Republicana de Venezuela Academia Nacional de la Historia. Caracas 1993 en esta obra el autor hace un invalorable  aporte al dar a conocer datos biográficos de un considerable número de ciudadanos  Aragüeños que se destacaron en la gesta de independencia; en lo que respecta al pueblo de Turmero encontramos  entre estos  a demás de Arévalo  están: Pablo Castillo, José Palma, Andrés  Pérez, José Montezuma,  Fernando Antonio Tremarías y Luis Urra
[3] En el expediente 5  del Tomo VI se lee José Martín Barrios 
[4] CASTILLO LARA , Lucas Guillermo; Loa olvidados Próceres de Aragua. Ob.cit. pag. 425
[5] AGN Sec. Causas de infidencias Tomo VI Exp. 5 folio 154

No hay comentarios:

Publicar un comentario